martes, 29 de septiembre de 2009

Caso Pilsen Callao en los 90


Por los años 90 unos grupos empresariales cayeron en quiebra debido a unos malos manejos y sobre todo a unas decisiones de un presidente prematuro. El segundo en caer fue el imperio cervecero, Pilsen Callao. Este terminó enfrentando una caída de ventas con una crisis de sucesión. Todo su problema fue por tomar malas decisiones y no retirar el producto del mercado cuando se detecto un deterioro en el sabor de la cerveza. Su jefe, Gabriel Lanata Piaggio en aquel entonces, salió del cargo y fue reemplazado por un alguien que tampoco pudo salvar de la quiebra a dicha compañía.


Dificultades de innovación en momentos en que el Estado comenzaba a recaudar impuestos en serio y los créditos los manejaba la banca privada, sin que hubiera posibilidad de recurrir a la banca de desarrollo, ocasionó su caída.


Años después hubo una campaña muy audaz, cuando llegó el momento que Pilsen debía reconocer su error y afrontar el problema. En esta campaña, ofrecían disculpas a los consumidores por haberles fallado, eso contribuyó con la imagen de la marca.


En mi opinión si hubieran reconocido su error en un principio tal vez su caída no hubiera sido tan fuerte, la transparencia en los negocios es lo primordial, si las personas pierden la confianza, después es muy difícil recuperarla.

2 comentarios:

  1. Sin ofender pero este artículo parece redactado por un niño de ocho años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iba a decir lo mismo. No se puede pretender tener un blog y ser incapaz de escribir correctamente.

      Eliminar